Nuestro refugio

Nuestro pequeño refugio.

13557866_641771699323699_3595798340079134532_n.jpg

En nuestra corta historia hemos pasado por numerosos terrenos en la búsqueda del sitio ideal para nuestros chicos, un sitio confortable para que los animales pudieran recuperarse lo mas rápido y mejor posible y así encontrar un hogar para ellos.

Nuestra filosofía de refugio no incluye una larga fila de cheniles individuales donde los animales dan vueltas y vueltas tras unas rejas en un espacio minúsculo. Defendemos que la gran mayoría de los animales son sociables y que necesitan a otros de su especie para sentirse bien, por eso agrupamos a los animales en función de su especie, comportamiento y tamaño en grandes parcelas con un patio común donde todos pueden relacionarse si lo desean.

23380204_926234217544111_449682359622055633_n

Nuestros animales viven en un estado de semilibertad, lo que les ayuda a establecerse emocionalmente al relacionarse con otros de su especie.

Siempre hemos preferido la calidad a la cantidad y entendemos que es mejor tener 10 perros sueltos que 20 en jaulas. Los animales no llegan al refugio para seguir pasando penalidades, está claro que esto no es un hogar pero intentamos que sea lo mas confortable posible para ellos.

Estamos en la busqueda de un terreno con luz y agua para quedarnos definitivamente, mientras tanto nuestra filosofía será siempre la misma.

En el nuevo terreno queremos hacer un gran apartado de perros de santuario. En el podrán descansar los perros de edad avanzada, paliativos, enfermos terminales, discapacitados y en general aquellos que no encuentran un hogar y merecen descansar en un sitio cálido y cómodo. Nuestra intención es poder dar cariño y calidad de vida a esos animales que ya no aguantan mas y muchos se ven obligados a morir en el suelo de una fría perrera o en la mesa de un veterinario porque no hay nadie que se quiera hacer cargo de ellos.