Santuario

44335540_252882185574669_4444095475414466560_n44768099_256282288567992_4757389459639500800_n

Nuestro santuario esta situado entre Ocaña y Ontigola (Toledo). Es una finca de 3000m2 con una pequeña construcción de obra “La casa” y varias construcciones auxiliares que hemos ido construyendo con materiales reciclados en su mayoría. Un lugar de descanso y calidad de vida donde los animales mayores que han sido abandonados y no encuentran un hogar puedan vivir con dignidad el resto de sus vidas.

Nuestros perros viven en semilibertad, todos juntos en manada, disfrutan de compañía humana todo el día, comen comida casera y carne al menos una vez al día, tienen pienso a demanda por toda la finca, disponen de sillones, sofás, colchones, mantas… Tienen estufas de leña en invierno y piscinas en verano. Nos esforzamos para que tengan un enriquecimiento ambiental muy alto y disfruten al máximo.

43237938_247158892813665_4223272983180869632_n43264733_247158762813678_4246655141622579200_nConstruyendo el armazón de una de las casetas

 

43650853_256282325234655_5294995347918028800_nenfermeria                         HOSPITALIZACIÓN                                                   ENFERMERÍA

En solo un año hemos conseguido que una finca sin nada sea el cómodo hogar de muchos abueletes que ahora viven felices con nosotros. Nos queda aun mucho por avanzar, pero ahora mismo tenemos un problema que nos recorre el cuerpo cada día.

Nuestro alquiler tiene fecha de caducidad, el 1 de  octubre de 2020 tendremos que abandonar el santuario. Nuestro alquiler se acaba y el dueño del terreno quiere venderlo. Tenemos tan solo unos meses para recaudar el dinero para comprar la finca y no quedarnos en la calle con mas de 50 perros ancianos.

El santuario es hogar, es el lugar donde Lenon dio sus primeros trotes en libertad, donde Canasto dejo de ver cadenas atadas en su cuello,  donde Ringo aprendió a volver a mover el rabo cuando llegó muerto en vida después de 6 años en la perrera. El santuario es donde Thor nos sonríe cada mañana por haberle sacado de su infierno, es donde Flaky toma sus baños de sol, donde Creta perdió el miedo, donde reposan las cenizas de todos los que ya no están con nosotros. Es nuestro hogar y no podemos perderlo.

La finca tiene un precio de 18.500€. Descontando el alquiler de cada mes nos faltarían por pagar 15.000€ + 2.000€  de gastos de compra venta, 17.000€ una cifra totalmente inaccesible para nosotros ya que nuestros trabajos nos dan a duras penas para mantener el santuario y tan solo tenemos 3 socios y algo más de 100 teamings para pagar veterinarios y alimentar a nuestros chicos.

Es muy duro mirarlos mientras duermen calentitos frente a la estufa y no saber que será de todo esto en menos de un año. Necesitamos comprar el terreno para poder seguir ayudándolos, para garantizarles la vida que hasta ahora les hemos dado, te necesitan.
¿Nos ayudas?

Puedes hacer una donación para ayudarnos a comprar el refugio en la plataforma GOFUNDME a través de este enlace:

https://www.gofundme.com/f/ayudanosechandelsantuario

 

52080023_320764205453133_3252966994009391104_n kkkkk Maika en la zona de piscinas                          Zipy en la terraza